TOP ELITE CAR / Punta Tacon Tv

TOP ELITE CAR / Punta Tacon Tv

TOP ELITE CAR - PUNTA TACON
TOP ELITE CAR – PUNTA TACON

TOP ELITE CAR

Hoy vuela con nosotros Jose Luis propietario de: TOP ELITE CAR

José Luis, naco y vive en Madrid. Soy un apasionado de los coches. Técnico en Automoción, diplomado en tecnología y tratamientos Cars Detailing. Experto en Porsche y Mercedes. Fundador de TEC.
Mi filosofía: “Kaizen”, expresión japonesa que significa “mejora continua”.
¡Aquí nos cuenta cómo empezó su pasión!
Desde que tengo uso de razón, mi vida ha estado vinculada al mundo del motor y a los coches alemanes.
Todo empezó con un paquete de galletas Siro que traía de regalo un coche de juguete; ¡Ahí estalló mi pasión, con apenas 3 años!. Como hijo único que soy, en casa pasaba las horas jugando con los coches y cuando estaba en la calle, convencía a mis primos, amigos y vecinos para seguir con el mismo juego.
Cuando de pequeño me preguntaban “José Luis, ¿qué quieres ser de mayor?”, respondía emocionado “¡¡Piloto de rally!!”. Luego fui abandonando esa idea, pero jamás la de trabajar en algo que me permitiese estar en contacto con los coches. Así que a partir de los 14 años empecé a dar los pasos que me llevarían a ser en la actualidad lo que siempre deseé: el fundador de TEC, Top Elite Car, ACABADO EXTREMO.
MIS PASOS
* Con 14 años terminé mis estudios de EGB y empecé una formación profesional de Automoción durante 5 años.
* A los 19 años, mi vocación empezó a hacerse realidad: comencé a trabajar en un taller de Volkswagen. Me enamoré aún más de esos coches. Decidí que algún día tendría uno de ellos. Así que empecé a preguntar a los propietarios de esos coches, en qué trabajaban. La mayoría me dijo que eran empresarios, que tenían pequeños negocios, comercios, … Lo vi claro, si quería tener un coche como el de ellos, debía trabajar por mi cuenta.
* Desde ese momento comencé a ahorrar para poder cumplir mi sueño cuando llegase el momento adecuado.
* Pero no todo era cuestión de dinero, sino también de conocimientos. Así que cada mes compraba la revista “Emprendedores”. Nadie en mi familia lo era, debía prepararme por mi cuenta.
* Después de trabajar en varios talleres, estuve durante 10 años como técnico de mantenimiento de maquinaria en una empresa de productos farmacéuticos. Debía ganar dinero para poder emprender mi negocio relacionado con los coches, mi pasión. Trabajar en otra cosa era un pequeño sacrificio, pero merecía la pena a largo plazo. Los dos primeros años, buscando siempre mi evolución profesional, solicité el turno de noche para poder compatibilizarlo con los estudios “Gestión Comercial y Marketing”. Si quería tener mi propio negocio de coches, debía saber cómo venderlo y cómo gestionar la relación con clientes y proveedores.
* Durante esos años, en mis ratos libres, fui entrando en el detailing sin querer, gracias a mis amigos y familiares que tenían la necesidad de limpiar las tapicerías y el interior de sus coches. “Lo quiero como cuando era nuevo”, me decían. Yo apenas sabía qué hacer con el cuero o el textil y gracias a un antiguo compañero de trabajo que vivía en Alemania, encontré técnicas con mucho potencial. Así que puse rumbo a aquel país y allí empecé a conocer de primera mano las
necesidades de los coches alemanes. Mis trabajos empezaron a competir con los mejores y así nació nuestro servicio más famoso el “ACABADO EXTREMO”.
* Quise cambiar de trabajo para poner a prueba mis conocimientos comerciales y seguir aprendiendo, en la mejora continua, mi filosofía vital. ¡Era una mejora camino del proyecto real que soñaba, emprender en el mundo de los coches!. Empecé a desempeñar esa labor comercial aprendida en el curso, vendiendo seguros, electricidad, grasa industrial, … incluso productos de dermatología en farmacias, siendo el vendedor nº1 de la compañía. En esos años me di cuenta que me encanta tratar con gente y ponerme a su servicio.
* Así que, con 34 años, decidí que ya estaba preparado para hacer realidad mi sueño. Tenía mis ahorros, mis conocimientos comerciales y de gestión empresarial y lo más importante, una pasión: los coches.
* ¿Y ahora?. Es duro. Sacar adelante TEC exige cada día muchas horas.
Por suerte, me apasiona lo que hago y me llena de orgullo que los clientes vengan recomendados por otros que han quedado contentos. Hago amigos, no clientes, que quedan entusiasmados porque en TEC dejamos sus coches mejor que nuevos. ¡Estoy logrando lo que deseaba: pilotar mi empresa, hacer felices a los clientes y vivir de mi pasión, los coches!

Fuente: http://acabadoextremo.com/

Artículos relacionados