fbpx

PUNTA TACON TV

El Fiat 124 cumple 50 a√Īos - PUNTA TAC√ďN TV

El Fiat 124 cumple 50 a√Īos

El Fiat 124 cumple 50 a√Īos

El emblem√°tico descapotable de Fiat cumple 50 a√Īos. Desde su debut hasta la actualidad, se ha paseado por d√©cadas decisivas del anterior siglo hasta llegar a nuestros d√≠as, siempre con elegancia y deportividad. En 1966 so√Īaba con California, en 2015 se present√≥, precisamente en Los √Āngeles, con un nuevo modelo evolucionado y emocionante. Ahora su estilo encarna la belleza cl√°sica de su predecesor, manteni√©ndose fiel a s√≠ mismo y fascinando a nuevas generaciones de fans.

El contexto

El Fiat 124 cumple 50 a√Īos - PUNTA TAC√ďN TV

El Fiat 124 cumple 50 a√Īos – PUNTA TAC√ďN TV

‚ÄúEl Sal√≥n de Tur√≠n bajo el signo del optimismo‚ÄĚ: corr√≠a 1966 y t√≠tulos de este tipo acompa√Īaban la 48 edici√≥n del evento que se celebr√≥ en el Palazzo delle Esposizioni. El Sal√≥n del Autom√≥vil acog√≠a al visitante con una inigualable exhibici√≥n de luces y colores. Desempe√Īaba un papel fundamental la pintura brillante de los autom√≥viles que reflejaba sin cesar el resplandor de miles de luces de ne√≥n: son los a√Īos sesenta y una ola de euforia se extend√≠a por todo el pa√≠s. El endurecimiento de la pol√≠tica monetaria del bienio 64 – 65 se estaba relajando y en 1966 la producci√≥n de veh√≠culos en Italia aument√≥ en un 8 %. Por otra parte, desde el comienzo de la d√©cada, se gastaron m√°s de 650.000 millones de liras en renovar y desarrollar las f√°bricas, con el fin de satisfacer una demanda que crec√≠a a√Īo tras a√Īo. Adem√°s de generar trabajo, el autom√≥vil fue el principal indicador del bienestar de un pa√≠s y de su grado de civilizaci√≥n. El deseo de poseer un autom√≥vil era cada vez m√°s com√ļn y leg√≠timo, mientras permanec√≠a, al mismo tiempo, una cierta mentalidad conservadora que ve√≠a el autom√≥vil como un lujo ef√≠mero. Este √ļltimo concepto result√≥ ser err√≥neo: hoy podemos afirmar razonablemente que el autom√≥vil contribuy√≥ a unir Italia acortando las distancias, favoreciendo los desplazamientos, ayudando a las personas a conocerse y a comprenderse. Un medio de transporte que tambi√©n pudo haberse visto como un accesorio, pero que casi siempre fue una herramienta de trabajo, una tarjeta de visita y un trampol√≠n para las ambiciones.

Entre los 515 expositores de 13 pa√≠ses diferentes, el stand de Fiat destacaba en el segundo pabell√≥n por su amplitud: una oferta muy amplia, capaz de adaptarse a los gustos y a las necesidades m√°s diversas, que en el Sal√≥n de Tur√≠n de 1966 se enriqueci√≥ a√ļn m√°s con tres nuevos modelos. El p√ļblico pudo admirar el Fiat Dino, cuya producci√≥n se estaba iniciando en aquellos momentos, y los modelos que completaban la gama del 124. Un veh√≠culo innovador, que mostraba un estilo original, un nuevo concepto de espacio, una t√©cnica sofisticada y una seguridad cada vez m√°s evolucionada. El Fiat 124 fue el resultado del compromiso de Fiat para que el uso de un autom√≥vil veloz, capaz de transportar cinco personas y su equipaje con gran comodidad, fuera algo asequible para muchas personas.

En el Sal√≥n se present√≥ el Fiat 124 Familiar, pero ese 3 de noviembre ser√≠a recordado sobre todo por el Fiat 124 Sport Spider. Este modelo representaba la mejor evoluci√≥n Fiat en el segmento de los veh√≠culos descapotables de altas prestaciones pero asequibles, que la marca lideraba desde el final de la Segunda Guerra Mundial con el 1100 Spider de 1954, el 1200 y el 1500 de doble √°rbol de 1958, el 1500 S y el 1600 S de 1961. Con el 124 Sport Spider, Fiat se dirig√≠a hacia un automovilista que buscaba prestaciones brillantes a un precio asequible: un autom√≥vil deportivo y con una amplia difusi√≥n. La prensa de la √©poca lo calific√≥ como un aut√©ntico ‚Äúacontecimiento moderno‚ÄĚ y no como un simple autom√≥vil. Era moderno porque la necesidad de movilidad se satisfac√≠a con un producto que lograba entusiasmar aun manteniendo un precio razonable, combinado con un estilo convincente y personal, prestaciones emocionantes y soluciones t√©cnicas innovadoras, particularmente en el campo de la mec√°nica. El 124 Sport Spider era la evoluci√≥n del 124 berlina, pero tambi√©n fue un aut√©ntico autom√≥vil deportivo del que todo el mundo pronto se enamor√≥. Fiat eligi√≥ para este autom√≥vil el dise√Īo de Pininfarina, colaborador hist√≥rico del fabricante de Tur√≠n y nombre importante y respetado en todo el sector internacional del autom√≥vil.

El 124 Sport Spider de 1966: nace una leyenda del automovilismo mundial

Fiat 124 Spider - PUNTA TAC√ďN TV

Fiat 124 Spider – PUNTA TAC√ďN TV

El modelo reinterpretaba gran parte de la mec√°nica del Fiat 124 berlina, pero se dise√Ī√≥ desde el principio con algunas caracter√≠sticas marcadamente deportivas. La marca Pininfarina aseguraba la elegancia del dise√Īo y de los interiores y, en conjunto, el 124 Sport Spider se distingu√≠a por la alta calidad general de los acabados, de los accesorios y de los colores. El veh√≠culo med√≠a 3,97 m de largo y la l√≠nea exterior resultaba moderna, sobria y bien proporcionada. La mirada segu√≠a la vista lateral realzada por la forma del guardabarros trasero que se un√≠a, bajando ligeramente, al delantero. El frontal era compacto y plano, aligerado por el hueco donde se alojaban los dos faros delanteros ligeramente retra√≠dos. La toma de aire presentaba una forma hexagonal original, mientras que el parachoques era envolvente y sin aristas. La parte trasera se caracterizaba por dos aletas ligeramente inclinadas hacia arriba, formando una l√≠nea c√≥ncava que se conectaba al perfil del maletero. As√≠ pues, ten√≠a el estilo y las proporciones m√°s atractivas de su √©poca: un autom√≥vil bello entre el encanto de aquella √©poca, que en el stand Fiat de ese noviembre de 1966 estaba representado por Miss Italia y Miss Sonrisa, y por la actriz Marisa Solinas. La capota ten√≠a una luneta de vinilite y tambi√©n inclu√≠a dos cristales laterales que se retra√≠an cuando se abr√≠a la capota. La amplia superficie acristalada garantizaba visibilidad en cualquier direcci√≥n. Los resultados aerodin√°micos permit√≠an un veh√≠culo apto para altas velocidades y, al mismo tiempo, un veh√≠culo √°gil en el tr√°fico urbano. El corte de las ventanillas y del parabrisas, los detalles de las manillas, de los faros, de las luces, los asientos y los colores, se caracterizaban por la b√ļsqueda de la utilidad y la elegancia. Para la carrocer√≠a se hab√≠an dise√Īado cuidadosamente los interiores con asientos anat√≥micos, acabados en madera y un panel de instrumentos muy completo con veloc√≠metro, man√≥metro el√©ctrico de aceite, termostato de agua y cuentarrevoluciones electr√≥nico.

Manteniendo la misma tracci√≥n trasera, la versi√≥n Spider estaba fuertemente connotada por el motor 124AC.000, un cuatro cilindros en l√≠nea con di√°metro y carrera de 80 y 71,5 mm respectivamente, con una cilindrada de 1438 cm3.¬† Un motor realmente brillante, gracias tambi√©n a la culata de doble √°rbol de levas y v√°lvulas en V, desarrollaba una potencia de 90 CV a 6500 rpm y alcanzaba una velocidad m√°xima de 170 km/h. El carburador era vertical de doble cuerpo y un sistema de doble filtrado del aceite garantizaba una mejor lubricaci√≥n y una mayor duraci√≥n. Otras caracter√≠sticas situaron al modelo entre los autom√≥viles deportivos de gama alta: cambio de cinco velocidades de serie, neum√°ticos radiales y volante de dos radios de tipo deportivo. Este √ļltimo estaba conectado a una caja de direcci√≥n con una columna en dos piezas, unidas por juntas universales, que garantizaban una alineaci√≥n de marcha excelente. La elegancia de las l√≠neas, las buenas prestaciones del motor, la estabilidad y la seguridad del modelo, que derivaba de los cuatro frenos de disco, del servofreno de depresi√≥n y de la presencia de la barra Panhard transversal para una mejor disposici√≥n de las cargas en curva, aseguraron desde los primeros meses un buen √©xito comercial de segmento y de imagen. El 124 Sport Spider costaba 1.550.000 liras, casi medio mill√≥n m√°s que la versi√≥n berlina. Las llantas de aleaci√≥n ‚ÄúCromodora‚ÄĚ y el techo r√≠gido estaban disponibles por un precio extra de 65.000 liras. Desde la primera serie hasta 1969 se fabricaron unas 25.000 unidades.

Pocos retoques para el sue√Īo americano y el debut de la segunda serie

En 1966 los italianos cantaban con The Mamas & The Papas y so√Īaban con escapar de los cielos grises y alcanzar la libertad de una nueva vida en California.

Mientras tanto, debido a la buena respuesta del mercado, Fiat decidi√≥ trabajar en la evoluci√≥n del modelo que se lanzar√≠a en los EE.UU. en 1968, los norteamericanos se enamoraron de las proporciones y del estilo marcadamente italiano del Spider y tambi√©n de su capota, que pod√≠a abrirse directamente desde el asiento del conductor con gran rapidez y f√°cilmente. En octubre de 1969, siempre en el Sal√≥n del Autom√≥vil de Tur√≠n, debut√≥ la segunda versi√≥n como parte de una renovaci√≥n general de la gama. Manten√≠a la tracci√≥n trasera y todas las t√≠picas y deportivas sensaciones de conducci√≥n, a pesar del creciente n√ļmero de autom√≥viles que adoptaban la tracci√≥n delantera y que debutaron precisamente durante esa edici√≥n del evento.

Pod√≠a montar el tradicional motor 1.4 o un nuevo propulsor 1.6. Nuevamente de cuatro cilindros, con doble √°rbol de levas en cabeza, estaba alimentado por dos carburadores verticales de doble cuerpo. La cilindrada aument√≥ a 1608 cm3 y las prestaciones eran a√ļn m√°s brillantes: desarrollaba 110 CV y permit√≠a alcanzar una velocidad m√°xima de 180 km/h. El sistema de frenos era de circuito independiente. Est√©ticamente, el veh√≠culo luc√≠a una nueva calandra con rejilla del radiador en forma de panal de abeja. La diferencia m√°s evidente eran los dos significativos carenados con forma ovalada del cap√≥, una especie de ‚Äújorobas‚ÄĚ caracter√≠sticas destinadas a albergar el mayor volumen del nuevo motor. Se cambiaron los grupos √≥pticos traseros, que inclu√≠an la luz de marcha atr√°s. Los neum√°ticos radiales y la capota impermeabilizada enriquec√≠an el equipamiento de serie y, como opcional, se dispon√≠a de la capota r√≠gida y de las llantas de aleaci√≥n ligera. Tambi√©n en octubre de 1969 Lucio Battisti estren√≥ su exitosa canci√≥n ‚ÄúMi ritorni in mente‚ÄĚ: ‚ÄúTe recuerdo/hermosa como eres/tal vez m√°s que nunca‚ÄĚ. No estaba dedicada al Fiat 124 Spider, pero podr√≠a haber sido as√≠. El roadster evolucion√≥ sin dejar de ser fiel a s√≠ mismo, con su elegante l√≠nea dise√Īada por Pininfarina, sin dejar de cosechar √©xitos: entre 1969 y 1972 se produjeron alrededor de 27.000 unidades.

Los efervescentes a√Īos setenta dieron la bienvenida a la tercera generaci√≥n

El Fiat 124 cumple 50 a√Īos - PUNTA TAC√ďN TV

El Fiat 124 cumple 50 a√Īos – PUNTA TAC√ďN TV

Los setenta fueron a√Īos de colores fuertes y de grandes cambios culturales y sociales. Fueron a√Īos de libertad y transgresi√≥n, de agitaci√≥n e innovaci√≥n. Aparecieron por primera vez nuevos temas culturales como la funci√≥n social de la educaci√≥n, la relaci√≥n entre estudio y trabajo, y la comunicaci√≥n creativa, que siguen vigentes hoy en d√≠a. El extremismo pol√≠tico fue otra caracter√≠stica de aquellos tiempos. El desarrollo de la industria del autom√≥vil oscilaba entre el estancamiento causado por la crisis del petr√≥leo y el compromiso para el retorno a la m√°xima eficiencia de la producci√≥n y hacia la recuperaci√≥n econ√≥mica. La gama del Fiat 124 se present√≥ totalmente renovada, gracias a numerosas mejoras en la mec√°nica y en la l√≠nea que destacaban a√ļn m√°s las prestaciones, el confort y la elegancia de los modelos. Dise√Īado desde el principio en una perspectiva internacional, el 124 represent√≥ un importante punto de inflexi√≥n en la evoluci√≥n de la producci√≥n de Fiat en el sector de las cilindradas medias y el comienzo de los a√Īos 70 marc√≥ el apogeo de su √©xito. Fiat introdujo una nueva generaci√≥n del Spider en 1972: la l√≠nea se mantuvo sin cambios, pero se aportaron peque√Īas modificaciones al salpicadero, como el marco de los instrumentos negro en lugar de cromado y se a√Īadi√≥ un reloj. Sin embargo, las novedades m√°s importantes se encontraban en el motor. El Fiat 124 Sport Spider adopt√≥ los propulsores del Fiat 132 tanto en la versi√≥n ‚Äú1600‚ÄĚ como en la in√©dita ‚Äú1800‚ÄĚ. En concreto, se trataba de motores de cuatro cilindros en l√≠nea, con dos √°rboles de levas y v√°lvulas en cabeza, alimentados por un carburador de doble cuerpo Weber 34 DMS o Solex C34 EIES 5. La cilindrada era de 1592 cm3 para el ‚Äú1600‚ÄĚ y de 1756 cm3 para el ‚Äú1800‚ÄĚ, con potencias de 108 y 118 CV, y velocidades m√°ximas de 180 y 185 km/h.

A pesar de que la agitaci√≥n social de esos a√Īos penaliz√≥ a los modelos m√°s llamativos, el 124 Sport Spider obtuvo un buen √©xito de p√ļblico, gracias a la belleza inalterada de su l√≠nea y a un placer de conducci√≥n sin cambios.

1972 tambi√©n ser√≠a recordado por los memorables triunfos deportivos que lo caracterizaron. Eddy Merckx mereci√≥ su apodo de ‚ÄúEl can√≠bal‚ÄĚ ganando el Tour de Francia y el Giro de Italia, adem√°s de la Mil√°n-Sanremo y batiendo el r√©cord de velocidad. Mark Spitz estableci√≥ nuevos r√©cords mundiales en las siete competiciones en las que particip√≥ durante los Juegos Ol√≠mpicos de M√ļnich y los italianos Mennea y Thoeni se hicieron famosos en atletismo y esqu√≠ con el r√©cord europeo de los 100 metros y la Copa del Mundo de esqu√≠ alpino. Ese mismo a√Īo se lanz√≥ el Fiat 124 Abarth Rally, como base de carretera para la participaci√≥n deportiva en el Grupo 4. En comparaci√≥n con el veh√≠culo de serie, el Fiat 124 Abarth Rally Gr.4 se benefici√≥ de un motor m√°s potente, de un techo y un cap√≥ de fibra de vidrio, y de puertas de aluminio, lo que permiti√≥ una reducci√≥n significativa del peso total. Tras la puesta a punto realizada por el equipo de carreras de Abarth, el veh√≠culo debut√≥ en la temporada 1972 y continu√≥ su importante carrera deportiva hasta 1975.

La producci√≥n del 124 Sport Spider continu√≥ de junio de 1974 a 1982 para su exportaci√≥n a los Estados Unidos, pa√≠s donde el veh√≠culo segu√≠a cosechando un gran √©xito. La l√≠nea sigui√≥ siendo la misma, el √ļnico cambio fueron los parachoques de absorci√≥n de energ√≠a, impuestos por la normativa de seguridad de Estados Unidos, y la introducci√≥n de un motor de dos litros de 87 CV a partir de julio de 1978. En 1981, Pininfarina present√≥ un nuevo modelo bautizado ‚ÄúSpider Europa‚ÄĚ en el Sal√≥n de Ginebra. La est√©tica fue b√°sicamente la misma, pero con actuaciones centradas principalmente en la seguridad y el confort. Bajo el cap√≥ rug√≠a un cuatro cilindros de dos √°rboles de 1995 cm3 que desarrollaba 105 CV. El comportamiento en carretera del veh√≠culo era siempre excelente y el consumo se hab√≠a mejorado. Hubo una √ļltima evoluci√≥n en 1983 con la versi√≥n ‚ÄúVolumex‚ÄĚ de 136 CV, provista de compresor volum√©trico. Se dise√Ī√≥ principalmente para el mercado estadounidense y continu√≥ el √©xito del modelo con m√°s de 200.000 unidades vendidas en todo el mundo, el 75 % de las cuales se compraron en EE.UU.

El nuevo 124 Spider regresa a las carreteras del mundo

Los Estados Unidos siempre han formado parte del destino del Fiat 124 Sport Spider: como cab√≠a esperar, el nuevo Fiat 124 Spider debut√≥ el a√Īo pasado en el Sal√≥n de Los √Āngeles. Siguiendo la tradici√≥n de su legendario predecesor, est√° enamorando a una nueva generaci√≥n por su estilo y sus prestaciones t√≠picamente italianos. El 124 Spider asegura una aut√©ntica experiencia roadster, repleta de emoci√≥n, tecnolog√≠a y seguridad,¬† y precisamente hoy cumple 50 a√Īos.

Fiat 124 Spider actual - PUNTA TAC√ďN TV

Fiat 124 Spider actual – PUNTA TAC√ďN TV

Los dise√Īadores del Centro Stile Fiat han concebido un autom√≥vil que encarna, en un dise√Īo evolucionado, la belleza cl√°sica de su antecesor manteni√©ndose fiel a su esencia. Los rasgos del frontal son audaces, pero no agresivos, con las dos ligeras jorobas del cap√≥ destacando la potencia del motor. El lateral tiene proporciones de aut√©ntico deportivo, gracias a la arquitectura mec√°nica, al motor longitudinal y a la tracci√≥n trasera, y el habit√°culo est√° desplazado hacia atr√°s: el dise√Īo rinde homenaje al pasado, proyect√°ndolo hacia el presente.

De hecho, el nuevo Fiat 124 Spider se inspira en algunos detalles de su predecesor de 1966 y los reinterpreta en clave moderna. Tiene una silueta aerodin√°mica y atemporal, un bello lateral cl√°sico de proporciones perfectas, un centro de gravedad bajo, un habit√°culo desplazado hacia atr√°s y un cap√≥ largo, de aut√©ntico autom√≥vil deportivo. Las referencias al modelo hist√≥rico tambi√©n se encuentran en la parrilla superior y en el motivo de la calandra hexagonal, en las cl√°sicas ‚Äújorobas‚ÄĚ del cap√≥ delantero y en los marcados pilotos traseros horizontales. Del mismo modo, la rejilla hexagonal superior se inspira en la forma exclusiva de las tomas de aire delanteras del modelo hist√≥rico y el dise√Īo rememora la estructura de panal de abeja de la rejilla deportiva del legendario 124 Spider.

La parte trasera se caracteriza por dos elementos: la secci√≥n de cola de milano de los guardabarros traseros y los pilotos de desarrollo horizontal, que rememoran las caracter√≠sticas de su antecesor. La forma de los guardabarros traseros, cuya superficie superior confluye sobre la tapa del maletero, otorga a la parte trasera del veh√≠culo una caracter√≠stica forma en V. Los interiores se han dise√Īado y realizado para garantizar el m√°ximo confort a los ocupantes, gracias a la utilizaci√≥n de materiales suaves de alta calidad. La ergonom√≠a del veh√≠culo se ha estudiado a fondo para mejorar la experiencia de conducci√≥n tambi√©n a trav√©s de una disposici√≥n perfecta de pedales, volante y cambio.

El Fiat 124 Spider se equipa con el fiable motor de cuatro cilindros turbo MultiAir de 1,4 litros, que desarrolla 140 CV de potencia (103 kW) y 240 Nm de par m√°ximo, disponible de inmediato, a 2250 rpm. El motor ha mantenido sus peculiaridades: cuatro cilindros en l√≠nea con culata de aluminio, di√°metro de 72 mm y carrera de 84 mm, con una cilindrada total de 1368 cm3. El Fiat 124 Spider alcanza una velocidad m√°xima de 215 km/h y acelera de 0 a 100 en 7,5‚ÄĚ. Al gran dinamismo del veh√≠culo contribuyen la tracci√≥n trasera, una distribuci√≥n del peso extremadamente equilibrada y un centro de gravedad bajo. El Fiat 124 Spider est√° disponible tanto con cambio manual de seis velocidades, con acoplamientos directos y fluidos, como con cambio autom√°tico, y cuenta con suspensiones y direcci√≥n dise√Īadas para una din√°mica de conducci√≥n excelente. En el eje delantero, el nuevo 124 Spider utiliza un sofisticado esquema de suspensiones de cuadril√°tero, mientras que en el eje trasero adopta una arquitectura multilink para un control total del veh√≠culo en curva. Con la ayuda de una servodirecci√≥n el√©ctrica dual pinion, la direcci√≥n es ligera y reactiva.

Como homenaje dentro del homenaje, en el Sal√≥n de Par√≠s se podr√° admirar la nueva serie especial de edici√≥n limitada Fiat 124 Spider America, disponible en Italia con tan solo 124 unidades numeradas: celebra, mediante un equipamiento especial, su hom√≥nima versi√≥n que, en los a√Īos 80, conmemor√≥ los cincuenta a√Īos de Pininfarina. Como era de esperar, la serie especial recupera la carrocer√≠a exterior Bronce Magn√©tico que recuerda ese modelo. Las tapas de los retrovisores son de color plateado y los interiores de piel tabaco. Como opcional, es posible equipar el nuevo Fiat 124 Spider America con llantas de aleaci√≥n ligera de 17″ con un dise√Īo hist√≥rico y portaequipajes trasero. Se trata de dos accesorios creados por Mopar que destacan la personalidad vintage del veh√≠culo. Por √ļltimo, el Fiat 124 Spider America incluye en el interior una placa conmemorativa numerada (124 para el mercado italiano, disponible a finales de a√Īo) y un logo en la parrilla frontal. En esta versi√≥n ha debutado el cambio autom√°tico secuencial de seis velocidades, que podr√° pedirse en Italia durante el primer trimestre de 2017.

De 1966 a 2016: los cincuenta a√Īos de un modelo legendario que sigue fascinando con su evoluci√≥n estil√≠stica y su t√©cnica constante, pero siempre con la mirada puesta en un pasado de √©xito. Crecer para mejorar y para alcanzar nuevas metas: feliz cumplea√Īos Fiat 124 Spider.