fbpx

PUNTA TACON TV

El Citroën Ami acerca las ventajas de un vehículo carrozado a los más jóvenes

El Citroën Ami acerca las ventajas de un vehículo carrozado a los más jóvenes

Desplazarse al instituto o la facultad, hacer planes con los amigos, ir de compras por el centro… A partir de los 15 años con el permiso de conducir AM, ya se pueden hacer con total seguridad y sin tener que depender de los horarios y las líneas de transporte público, aguantar los caprichos del clima como en un ciclomotor, enfrentarse a las restricciones a la entrada de vehículos térmicos a ciertas áreas o soportar aglomeraciones en hora punta. En el idioma de Citroën, Ami significa “amigo” y, también, “libertad”.

Citroën Ami – PUNTA TACÓN TV

Entre los adolescentes parisinos consultados por la web especializada Petites Observations Automobiles, el Citroën Ami ha destacado por su carácter funcional, su conducción sencilla y por su diseño compacto y simétrico, que recuerda a un simpático robot o a un juguete. El tamaño es otro de sus puntos fuertes, según los conductores más jóvenes, que consideran el Citroën Ami como un vehículo ideal para enfrentarse a las calles de París, una ciudad famosa por su tráfico caótico. Para ellos, es la alternativa perfecta al RER, la siempre abarrotada red de trenes de cercanías que une las localidades de la banlieue con la capital francesa.

Con unas dimensiones compactas de 2,41 m de largo y 1,39 m de ancho el Citroën Ami se mueve como pez en el agua por el centro urbano y aparca sin estrés en el espacio de media plaza de estacionamiento, tanto en línea como en batería. Los desplazamientos se realizan con el máximo confort. Además de la seguridad que representan sus cuatro ruedas y su carrocería cerrada, este vehículo cuenta con sistema de calefacción, ventilación y desempañado del parabrisas. Sus dos plazas permiten viajar en compañía en un habitáculo amplio y muy bien aprovechado, con 63 litros de capacidad de carga delante del asiento del pasajero, suficientes para una maleta mediana, y aún más espacio en la parte trasera. A bordo de este objeto de movilidad es imposible pasar desapercibido, más aún si se tienen en cuenta sus múltiples posibilidades de personalización, que combinan colores, equipamientos y elementos estéticos de arte urbano.

Con la practicidad como elemento clave de su ADN, el Citroën Ami ofrece una autonomía de 75 Km y una velocidad máxima de 45 Km/h, más que suficientes para cubrir la mayoría de los desplazamientos del día a día. Además, se carga al 100%, de un modo muy sencillo en una toma estándar, en tan sólo 3 horas. Como vehículo de su tiempo, asegura un alto nivel de conectividad a través del sistema [email protected], que se maneja desde el smartphone a través de Bluetooth.